ALGUNOS CONSEJOS PARA HACER CÓCTELES

Para conseguir un buen cóctel debemos ser muy metódicos y no dejar escapar los pequeños detalles.

Hoy, desde Barman Academy, te recordamos algunos detalles, pequeños o no, para conseguir un cóctel de calidad.

– El orden de los factores sí altera el producto. No es una Termomix. Sigue las combinaciones con atención, mezcla en el orden indicado, ya que hay ingredientes que no se deben mezclar totalmente con el resto, o se pretende que algún elemento se aprecie antes que los demás.

– Si no quieres obtener un nuevo cóctel, si no que tu idea es conseguir una receta concreta, utiliza las cantidades indicadas y no otras, para no alterar el sabor de la composición original. Si hay que medir y contar las gotas, chorritos y cucharadas que se van a añadir, se hace.

– Todos los ingredientes que utilices, destilados, licores, zumos o frutas, deben ser de primera calidad.

– Contenido y recipiente son dos elementos fundamentales.  El modelo de copa o vaso que se indica debe ser el utilizado. Cada bebida se sirve en un recipiente determinado, lo que permite medir la cantidad exacta de acuerdo con la graduación de todos los elementos. Además, algunos destilados exigen ciertos recipientes para multiplicar sus prestaciones.

– Salvo contadas excepciones, antes de mezclar con los ingredientes en la coctelera o en el vaso mezclador, debemos dejar preparado el vaso o la copa donde vamos a servir la bebida, ya sea para enfriarla o simplemente dejarla preparada.

– Tanto la coctelera como el resto los utensilios metálicos a utilizar, deben ser de plata o de acero inoxidable. Otros metales acabaran despidiendo un sabor desagradable sobre las bebidas alcohólicas que arruinará nuestros cócteles..

– A la hora de remover el cóctel, debe hacerse con delicadeza. Algunas bebidas requieren movimientos más enérgicos, mientras que otras, debido a su gran fusión, han de ser removidas con mucha suavidad. Atención a la diversidad.

– Si la receta no dice lo contrario, hay que colar el cóctel antes de servirlo para que no se vierta el hielo o la pulpa del zumo. Por ello, es necesario disponer de un colador o strainer de calidad.

– En la mayoría de ocasiones hay que poner hielo a los cócteles. Su función, además de enfriar la bebida, es la de suavizar el alcohol, fusionar los licores y realzar el aroma. Más allá de la cantidad, que hay que tener en cuenta, lo más importante es la calidad del hielo. Un hielo de calidad dará una prestación premium, evitando que se licúe y afecte al sabor del cóctel.

Aunque hay muchos más detalles a tener en cuenta, podemos considerar estos como los más esenciales, así que no los olvides.

Hasta la próxima!

No Comments

Post A Comment