CÓCTELES PICANTES: CUANDO EL CALOR SE APAGA CON FUEGO

La continua necesidad de innovar hace que los bartenders busquen nuevos sabores y experiencias. Una de las opciones más de moda son los Spicy Cocktails, o cócteles picantes, una tendencia solo apta para los más atrevidos.

Desde los más ardientes, para aquellos valientes que osan probar cócteles que llegan a dormir la lengua, hasta los más suaves, recomendados para que los más iniciados vayan poco a poco.

Debido a la gran labor de investigación y el buen trabajo realizado tanto en coctelería como en gastronomía, cada día son más los ingredientes conocidos para agregar estas notas picantes.

Ingredientes como las flores de Sichuan, los chiles habaneros, o los jalapeños, sin olvidarnos de la pimienta, en sus distintas variedades, el wasabi o el tabasco, entre otros.

Sin duda, las cunas del picante y donde más se consume, son algunas de las zonas más cálidas del planeta, como México y el resto de América Central, o la India y el sur de Asia. ¿Por qué? Por un hecho que puede resultar paradójico: el picante alivia el calor.

La explicación científica demuestra como el picante activa nuestro organismo, aumentando nuestra temperatura interna e igualándola a la del exterior, reduciendo así la sensación térmica de calor. Además, también incrementa la circulación, logrando que sudemos. Ese sudor, cuando se empieza a evaporar, se enfría, lo que hace que sintamos un agradable frescor. Esto es conocido como el efecto botijo.

Por lo tanto, y pese a lo que comúnmente se pudiese pensar, la sensación final que produce el picante no es de calor, sino todo lo contrario, una sensación refrescante.

Además de esta sensación refrescante, desconocida para la mayoría, el picante favorece la secreción de endorfinas, ayudando a ponernos de buen humor.

Por todo ello, son muchos los bartenders que dominan y apuestan por esta clase de cócteles, generando muchos tragos cada día más conocidos. Hemos querido recopilar una pequeña parte de ellos.

Así, encontramos el Mint Julep con Flores de Sichuan, una versión a la que se le añaden los toques picantes de estas flores eléctricas, para un trago que te deja sin palabras, o el Spicy Martini, otro cóctel muy bravo a base de vodka infusionado con chile habanero.

Otros dos tragos de vodka, sin duda el destilado que más acompaña al picante, son el Big Breezy, con vodka, almíbar, pimienta negra y limón, y el Bloody Mary en su versión más picante, con vodka, zumo de tomate, salsa inglesa, sal, pimienta, limón, apio y salsa de tabasco.

Sobre copa Martini helada, podemos encontrar el famoso y cremoso Toten Up (“muerte” en alemán), con Absolut Pepper, Kalhúa y Grand Marnier, y el Hot Lolita, con chiles machacados, jugo de pomelo y ginebra. Dos tragos capaces de resucitar a un muerto.

El Spicy Lychee Margarita es más suave, y se prepara con un buen tequila blanco, Cointreau, jugo de limón, lychees (fruta china), pimienta negra y Tabasco. Por su parte, el Sweet & Spicy Scotch, realiza una infusión del whisky escocés Famous Grouse con jalapeños y miel, mezclado con sirope de canela y un toque de soda.

Javier de las Muelas, uno de los grandes maestros de la coctelería, dispone en su amplío repertorio de tragos picantes, como el Dry Martini de Wasabi, el Dry Martini de Jalapeño, o el más destacado de todos, el Martini Madrás, un frappé de ginebra que se macera durante tres días en cuatro tipos diferentes de pimienta: negra, rosa, de Jamaica y de Sichuan.

En cualquier caso, pese a ser la gran tendencia del toque spicy, y pese a contar con una gran aceptación en el público, es muy importante conocer al cliente, su experiencia y su tolerancia al picante, debido a que ahí residirá el éxito o el fracaso del cóctel. En cualquier caso, y ante la duda, siempre es mejor quedarse corto que pasarse con el picante.

En Barman Academy nos encanta el picante, y es por ello que te recomendamos probar tantos spicy cocktails como puedas, siempre con moderación.

Hasta la próxima!

No Comments

Post A Comment