CONSEJOS PARA ALMACENAR NUESTRAS BEBIDAS

No es nada excepcional, muchos tenemos esa botella de alcohol en el congelador, o en un lugar privilegiado de nuestra casa o negocio, esperando una fecha especial para disfrutarla. No sabemos ni desde cuando está ahí, por lo que al llegar el día nos preguntamos, ¿esto estará bueno todavía?.

Mucha gente piensa erróneamente, que el las bebidas alcohólicas mejoran con los años. Estos es cierto en algunas ocasiones y en algunas determinadas condiciones. Con un cuidado adecuado, algunas bebidas se mantienen perfectas durante bastante tiempo. Sin embargo, otros tipos de destilados y licores tienen una vida útil más corta y complicada. Vemos algunos consejos para el almacenamiento de las bebidas.

MANTENER FRESCO

Para los destilados comunes, como el whisky, el vodka, el gin, el ron y el tequila, la regla general es almacenarlos a temperatura ambiente. Aunque algunos expertos afirman que el rango ideal es ligeramente menor, entre los 12-16 grados centígrados. Otro factor clave para su conservación es mantenerlos en un lugar relativamente fresco.

El motivo de evitar las altas temperaturas se debe al hecho de que el calor hace que el alcohol se expanda y se evapore. Por ello, y aunque no sea malo para la salud, un lugar cálido puede hacer que el licor se oxide más rápidamente y cambie el sabor buscado por sus fabricantes.

EVITA EL SOL

Ya sea en casa, o en la estantería de la barra de tu negocio, asegúrate de que tus botellas no están expuestas a la luz solar directa. Dichos rayos tienen un efecto oxidativo sobre el alcohol.

De hecho, los investigadores de Bacardi demostraron que el sol puede ser aún peor para el licor que el calor. Cuando los investigadores dejaron botellas expuestas al sol durante 15 días, el bourbon perdió el 10% de su color, y una botella de whisky perdió el 40%.

CONGELAR O NO CONGELAR

Una botella de vodka en el congelador era un elemento básico en la vida universitaria años atrás. Actualmente, la juventud estudiante se decanta más por el Jägermeister, licor alemán de alta graduación.

Si bien no es necesario mantener estas botellas tan frías, al final es una cuestión de preferencias, si te gusta más o menos frío, ya que dichas bebidas, de alto contentido alcohólico, nunca se congelarán.

Más allá de gustos, para muchos alcoholes, como el vodka o el gin, se recomienda almacenarlos en el congelador una hora antes de su consumo.

HAZ SITIO EN LA NEVERA

Mientras que la mayoría de los espíritus tienen suficiente contenido de alcohol para mantenerse bien tanto a temperatura ambiente como en congelador, existen otros que debido a su menor contenido alcohólico deben estar en la nevera para su correcta conservación.

Los vinos enriquecidos, como el vermut, el porto y el jerez, así como los licores a base de crema, como la crema irlandesa Baileys, deben mantenerse siempre fríos.

Más allá de nuestros consejos, cada fabricante conoce como nadie cómo conservar su producto. Echa un ojo a su etiquetado.

– BA

MEJOR DE PIE

Los sommeliers a menudo recomiendan almacenar botellas de vino tumbados, la antigua explicación era que el vino humedecía el corcho y evitaba su resecamiento y su consiguiente entrada de oxígeno. Sin embargo, estudios actuales han desmentido el hecho de que el vino se conserve mejor en posición horizontal, demostrando que el corcho es capaz de absorber la suficiente humedad en posición vertical como para no evitar su resecamiento.

Lejos del vino, con el resto de bebidas alcohólicas se recomienda siempre almacenar en vertical, siempre que sea posible. Mantener las botellas acostadas, puede hacer en según qué bebidas, que el líquido entre en contacto con el tapón, ya sea metálico, de corcho o de plástico. Un continuo contacto durante mucho tiempo puede alterar el contenido, creando cambios indeseados. Por ello, no merece la pena correr ese riesgo.

PARA LO QUE QUEDA…ACÁBATELO

Una botella llena de licor se conservará mucho mejor estando entera que estando medio vacía. Cuanto menor sea la cantidad en la botella, más estará sujeta a la oxidación, un proceso que tiende a acelerarse exponencialmente cuando queda menos de un tercio. Por esto, te damos una razón de peso para que terminar esa botella y no volver a almacenarla.

Larga vida a nuestras bebidas!

Hasta la próxima!

No Comments

Post A Comment