DISFRUTA DE CÓCTELES CON MENOS CALORÍAS

Por todos es sabido que los grandes cócteles contienen normalmente una gran cantidad de calorías. Su valor calórico dependerá de los ingredientes, principalmente de los licores, los refrescos y los zumos y jarabes azucarados. ¿Es imposible tomar un cóctel en condiciones que no tenga tantas calorías?

Lo cierto es que no todos los cócteles son iguales. Tomamos como ejemplo un Margarita. Una versión de gran tamaño y afrutada de este clásico puede llegar a tener más de 800 calorías en cualquier bar o restaurante. Sin embargo, en sitios especializados, y sobre todo en casa, podremos elaborar uno por debajo de las 200 calorías.

¿Cómo hacer cócteles más ligeros? Habrá que decantarse por opciones más saludables, como por ejemplo olvidarse de los jarabes y siropes, y los zumos y refrescos súper azucarados. Desde Barman Academy, lanzamos algunos consejos para disfrutar de la coctelería sin perder de vista el cuidado de la ingesta calórica.

ESCOGER EL LICOR CORRECTO

Cada botella de licor tiene una composición nutricional diferente. En general, alcoholes estándar, como el vodka, la ginebra, el tequila, o el whisky, todos los cuales tienen cero carbohidratos y consumen menos calorías que los licores muy azucarados o a base de crema, como el ron o licores como el Kahlúa o el Baileys.

Lo cierto es que el tequila (uno bueno, lejos de las mezclas baratas) puede ser tu mejor elección. Su principal ingrediente, el agave, contiene agavina, un azúcar natural que puede desencadenar la insulina y, por lo tanto, reducir los niveles de azúcar en la sangre. Además, también esta libre de gluten, ideal para quienes padecen la cada vez más común enfermedad celíaca.

HACERLO SIMPLE

Es lógico y probablemente el truco más útil a tener en cuenta: cuantos menos ingredientes haya en un cóctel, más saludable será. Eso significa eliminar extras como jugos, jarabes, gaseosas y otras mezclas prefabricadas con azúcar, así como centrarse en un solo destilado por cóctel.

CREATIVIDAD Y SABOR

Erróneamente se piensa que lo saludable y lo sabroso no pueden ir de la mano. Sin embargo, existen muchos ingredientes saludables perfectos para crear un cóctel muy rico.

La soda o club soda, con cero calorías, es la mejor alternativa a la soda azucarada, los siropes, los jugos frutales, e incluso el agua tónica. Otras opciones como el té verde, el agua de coco o incluso jugo casero de fruta fresca, son infinitamente más saludables que las versiones más comerciales.

Además, el sabor y la creatividad están al alcance de la mano con hierbas como la menta, el romero o el cilantro, así como cítricos como la lima, el limón y la naranja. La posibilidades son infinitas. Prueba también con bayas confusas, jengibre, pepino, jalapeño o una pizca de miel.

Quien ama su vida, cuida su espíritu, su mente y su cuerpo.

– BA

EL TAMAÑO SÍ IMPORTA

En esta ocasión sí. Es de sentido común, pero es importante recordarlo: si consumes menos, eliminas excesos y obtienes beneficios. Cualquier bebida por encima de los 20-25 cl. (8 onzas), tenderá a ser un trago pesado, al menos a nivel calórico.

Los cócteles más grandes, están muy buenos, pero tales cantidades de alcohol mezclados con una larga lista de ingredientes van en contra de todos nuestros consejos anteriores.

Sabemos que el control de porciones en los bares y restaurantes puede resultar extremadamente complicado de controlar. De todas formas, nunca está de más preguntar sobre el tamaño si no viene en la carta. Aún así, ten una cosa muy clara: ¡Bebe lo que te apetezca y lo que quieras! Si quiere más pide más. O al contrario: jamás te sientas con la presión de terminarte el vaso si ya has tenido suficiente.

¡NO OLVIDES AGUA Y ALIMENTOS!

Si estás cuidando tu dieta, beber un vaso de agua entre cada cóctel puede ser esencial. Disminuirá tu apetito, a la vez de mantener una adecuada hidratación y evitar una futura resaca.

Por otro lado, hay que ser consciente de que cuando bebemos, nos entra hambre, la cual saciamos con snacks y platos variopintos, que obviamente también suman calorías. Por ello, comer platos o aperitivos saludables mientras bebemos, como nueces, zanahorias y frutas, o mejor aún, tener una comida completa, ayudará a su estómago a digerir el alcohol y evitará la sensación de necesitar esa porción de pizza o comida rápida a altas horas de la noche.

Ahora ya sabes algunos consejos que debes tener en cuenta si estas cuidando tu ingesta calórica. Pese a que mucha gente pudiese pensar lo contrario, tomar cócteles no tiene porque estar separado de cuidar la dieta.

En cualquier caso, disfrutar de la coctelería es una placer del que nadie debería de privarse, y que puede ser combinado con una vida saludable sí, lejos de las barras, hacemos las cosas bien, realizando la cantidad y calidad de deporte necesario y una buena alimentación.

Hasta la próxima!

No Comments

Post A Comment