EL BELLINI: UN MELOCOTONAZO DE CÓCTEL

Hoy en Barman Academy, vamos a conocer la historia y la receta de uno de los cócteles clásicos más elegantes de siempre, el Bellini.

El Bellini es un cóctel suave, dulce, chispeante y muy refrescante, con un bajo contenido alcohólico, tan solo un 8%.

Es un trago muy fácil de elaborar, siendo básicamente una mezcla de dos partes de vino espumoso, tradicionalmente Prosecco, y una parte de jugo o puré de melocotón, servido en una copa champagne o flauta bien fría.

Es una receta simple, pero muy acertada, donde las cualidades de la mineralidad y frescura rocosa del vino, se mezclan con el potente y fresco aroma del melocotón.

Es una de las bebidas más populares en Italia, y tiene muchos adeptos en todo el mundo, siendo un cóctel muy versátil, ideal como brunch, como aperitivo, en cenas y fiestas, y, sobre todo, en verano.

Historia

Veneciaaños 30. Pegado a la Plaza San Marcos y al Gran Canal, se halla uno de los bares más importantes y famosos de la Europa de la época, el Harry’s Bar. Un punto de encuentro de intelectuales y artistas, como Ernest Hemingway, Orson Welles o Sinclair Lewis.

Es en este genuino bar, allá por 1934, donde su barman, Giuseppe Cipriano, elabora por primera vez este clásico de la coctelería, el Bellini.

Las tonalidades del cóctel, recuerdan a su creador a una famosa obra del gran pintor renacentista Giovanni Bellini, y es por ese motivo por el que le bautiza con tal nombre.

El Bellini, pronto adquirió una gran popularidad en Venecia, abriéndose paso a lo largo y ancho de Italia, e incluso por todo el mundo, llegando hasta Nueva York, ciudad clave en su popularización.

Aunque con el tiempo, se han ido creando nuevas versiones, siendo muy frecuente sustituir el prosecco por champán o cava, lo cierto es, que aún en mucho sitios, como en Italia, se sigue siendo fiel a la receta original. Veámosla.

Ingredientes

10 cl. de Vino Prosecco
5 cl. de Jugo/ Puré de Melocotón (3-4 duraznos/melocotones maduros)
2 Cucharadas de Azúcar
1 Rodaja de melocotón
Hielos

Equipamiento

1x Licuadora
1x Strainer/ Colador
1x Copa Champagne/ Flauta
1x Barspoon

Las tonalidades del Bellini, recordaron a su creador a una famosa obra del gran pintor renacentista Giovanni Bellini, y es por ese motivo por el que le bautizó con tal nombre.

– BA

Cómo hacer

– Primeramente enfriar todos los ingredientes, y por supuesto la copa, ya sea en congelador o mediante el uso de hielo.
– Licuar 3-4 melocotones de buena calidad, bien fríos y amarillos preferentemente, junto con un par de cucharadas de azúcar. Cortar el melocotón en rodajas. Pelarlos o no, es cuestión de gustos. Nosotros los licuamos sin pelar, ya que la piel aumenta la consistencia y el sabor del cóctel.
– Una vez bien licuado y obtenido el puré, colar mediante strainer en la copa enfriada, hasta rellenar 1/3 de ésta.
– A continuación, verter cuidadosamente el Prosecco, bien frío, rellenando la copa casi por completo.
– Remover la mezcla con barspoon, hasta que la mezcla esté bien unificada. 
– Por último, decorar con una rodaja de melocotón en el borde de la copa.

*Variaciones:

– En caso de no tener licuadora, usar jugos o purés de melocotón ya preparados, siempre de una buena calidad.
– Para un toque más ácido, añadir unas gotas de limón.
– Para la versión mocktail, sin alcohol, se puede sustituir el Prosecco por sidra, o incluso por mosto, y un chorrito de limón.

Si aún no lo has probado, ¿a qué estás esperando?

Hasta la próxima!

No Comments

Post A Comment