LA SOMBRILLA, UN ELEMENTO DECORATIVO CON HISTORIA

¿Quién no se ha tomado nunca un cóctel adornado con una pequeña sombrilla de papel? Seguro que todos lo hemos tomado, o al menos, lo hemos visto. Pero, ¿dónde, cuándo y por qué se originó el uso de las famosas sombrillas para adornar cócteles?

El hecho es que este elemento decorativo viene usándose desde hace mucho tiempo atrás. Pero, ¿por qué un paraguas o una sombrilla, y no un collar de flores, por ejemplo?.

Investigadores y gente experta en coctelería, y sobre todo en coctelería tiki, trataron de averiguar si el efecto-sombra de la sombrilla tenía algún tipo de explicación científica, como mantener la bebida fría durante más tiempo o evitar la cantidad de alcohol evaporado.

Peter Vollhardt, profesor de química en la Universidad de California, y Daniel Weix, un profesor de química orgánica en la Universidad de Rochester, descartaron que el efecto de la sombrilla tuviese algún tipo de influencia para, tanto mantener la temperatura, como para evitar la evaporación de alcohol.

Explicaron que la presión de vapor del alcohol empieza a tener efecto cuando los hielos están totalmente derretidos, sin embargo, nadie tarda tanto tiempo en terminarse un cóctel. Además demostraron que no existe una relación directa entra la evaporación del alcohol y la luz que recibe.

Por lo tanto, descartados los motivos prácticos, se concluyó en que el uso de este elemento decorativo es puramente estético.

Muchos expertos mantienen la creencia de que el verdadero motivo del uso de este elemento fue un intento de atraer a las mujeres a los bares. Hoy en día, las mujeres van a los bares tanto como los hombres, sin embargo esto no ocurría en la antigüedad. Los cantineros, como buenos hombres de negocios, se dieron cuenta que tenían un negocio con un potencial de clientes que estaban desaprovechando, y lo crean o no, las sombrillas en los cócteles ayudaron a eliminar esta situación.

Las tendencias desaparecen, el estilo es eterno.

– BA

Jeff Berry, historiador bebida tiki y autor de seis libros sobre el tema, afirma que fue un camarero llamado Harry Yee, en el Hilton Waikiki, en Hawai, el primero en utilizar una sombrilla en sus cócteles allá por 1950. Él solía adornar sus cócteles con un palo de caña de azúcar, pero para atraer al público femenino se le ocurrió algo nuevo.

El propio Harry Yee afirma que le sorprendió el gran impacto que produjo tal iniciativa. La gente pedía estos cócteles en masa. Según Berry, tal fue el impacto en su momento, que la gente empezó a utilizar estos adornos como palillos de dientes, aderezos para alimentos, e incluso se los ponían como adorno en sus sombreros!

Desde entonces, los bares más importantes, entre ellos el Don the Beachcomber, del mítico Ernest Raymond Beaumont Gantt, en Hollywood, o el Trader Vic, de Vic Bergeron, en San Francisco, no se quedaron atrás, y empezaron a utilizar este  adorno y eficaz estrategia de marketing. Las mujeres, por fin, empezaron a acudir a los bares de forma regular.

Nos encanta todo lo que sirva para unir a la gente. Todo lo que suma, siempre es positivo. Y el uso de las sombrillas como elemento decorativo, lo consiguió.

Esperamos que os haya gustado.

Hasta la próxima!

No Comments

Post A Comment