LEGALIZACIÓN DEL CANNABIS, ¿UNA AMENAZA PARA LOS DESTILADOS?

La legalización del cannabis es un ya un hecho en algunos países, y se prevé que esta ola de actuación llegue a otros grandes países. Ante esto, los productores de bebidas espirituosas se enfrentan a una amenaza imprevisible. ¿Afectará al sector de los destilados?

Desde hace ya un par de años, muchos peces gordos de la industria de bebidas alcohólicas han visto venir este fenómeno como un fenómeno que, antes o después, llegaría. Por ello, muchos de ellos, han decidido invertir en este nuevo sector, en muchas ocasiones para crear bebidas a base de cannabis. “Esta clase de fenómenos no se pueden detener, y quizás estemos ante el mayor alterador al que nuestro sector se haya enfrentado jamás” afirma Spiros Malandrakis, gerente de Euromonitor.

Para contextualizar, hay que recordar que en 2017, Uruguay se convirtió en el primer país en legalizar el consumo recreativo de cannabis. A este movimiento se sumará Canadá, que ya ha aprobado la Ley de Cannabis, que legalizará el consumo y regulará su producción, distribución y venta a partir del 17 de octubre de 2018.

Ha sido demasiado fácil para nuestros hijos obtener marihuana y hacer que los delincuentes obtengan tantos beneficios“, tuiteaba el primer ministro canadiense Justin Trudeau, argumentando que la legalización sería un golpe mortal para este tipo de crimen organizado. Este cambio derivará los beneficios a grandes empresas que inviertan en ello, y por consiguiente al Estado.

Los analistas han calculado que la industria canadiense del cannabis, que hasta ahora comprendía solo el uso medicinal, tenía un valor de 40 millones de dólares en 2015, mientras que se prevé que, con la reforma, la cifra alcanzará los 8.000 millones de dólares en 2020.

EEUU se suma a la fiesta

Aunque el cannabis aún está prohibido a nivel federal, algunos estados de EEUU también se han inclinado por despenalizar el uso recreativo. Así, Washington DC y ocho estados más ya han modificado sus leyes, la más reciente California, donde las ventas de cannabis recreativo entraron en vigor el 1 de enero.

Se calcula que, para finales de este año, el mercado legal de cannabis en Estados Unidos alcance los 11.000 millones de dólares (9.000 millones de euros), y los pronósticos afirman que para 2022, los beneficios llegarán a $ 23.000 millones.

Con todo este dinero en el pastel, son muchos los que quieren un trozo. Todo un riesgo y toda una oportunidad. Uno de los que se quiere sentar en esta mesa es Southern Glazer’s Wine & Spirits, la compañía de distribución de bebidas más grande de América del Norte, y que en mayo acordó una asociación con el productor de cannabis Aphria, para distribuir sus productos en todo Canadá.

La oportunidad del mercado de cannabis en Canadá es tremenda, y estamos muy emocionados de ser el primer distribuidor de alcohol en facilitar la distribución legal de cannabis en Canadá. Si EEUU da el paso final, será fantástico”, dijo Doug Wieland, el vicepresidente ejecutivo.

¿Amenaza u oportunidad?

Lo que aún no está muy claro es si esto es una verdadera amenaza para la industria del alcohol, o una nueva oportunidad. ¿Deberían los productores de licores estar preocupados?

Algunos apuestan por que sí, como Sid Patel, CEO de Beverage Trade Network, que será el anfitrión de la inauguración de Cannabis Drinks Expo en San Francisco, en 2019. “El cannabis es una competencia real, no solo para los espirituosos, sino para toda la categoría de alcohol. Hubo tabaco y alcohol, y ahora hay una tercera categoría realmente grande: el cannabis. Los consumidores ahora tendrán otra opción muy llamativa.”

Sin embargo, otros creen firmemente en que esto es una nueva oportunidad si se consigue forjar una relación simbiótica. Según Malandrakisel ritmo del crecimiento del cannabis es una locura. Una buena parte de la industria del alcohol va a evolucionar, en lo que describiría como una industria de ‘intoxicación responsable’, que incluirá alcohol, y tendrá opciones con infusiones o aromatizantes de CBD o THC”.

Otros productores también han avanzado con valentía en este nuevo territorio, borrando las líneas entre el cannabis y el alcohol con productos novedosos. Marie Brizard Wine & Spirits lanzó Shotka, un vodka con sabor a marihuana, en 2015, descrito como tener el sabor de la droga sin sus efectos narcóticos.

A mediados del 2017, Stenka Vodka y Constellation Brands, anunciaron sus planes para dedicarse a las bebidas a base de cannabis. Estos últimos realizaron un mega inversión en el productor de cannabis Canopy Growth Corporation, el proveedor líder mundial de productos medicinales de cannabis. Rob Sands, presidente y CEO de Constellation Brands, lo tiene claro: “El éxito de nuestra compañía es el resultado de nuestra capacidad para identificar etapas de las tendencias del consumidor, y este es otro paso en esa dirección “.

Un futuro en el aire

Todo apunta a que el de estas corporaciones de bebidas es un movimiento muy inteligente, especialmente sí se sigue la linea de Malandrakis, quien afirma que por lo general la venta de alcoholes más potentes se están estancando, debido a un nuevo público consumidor que apuesta por opciones bajas en alcohol, y con sabores más suaves y refrescantes. En esta linea, un refrescante licor de cannabis sería una opción que encajaría perfectamente en la demanda de esta nueva generación.

“La industria moderna del alcohol está ante uno de los cambios más radicales de su historia. La forma en que el sector mundial compite contra esta competencia moderna dependerá de que los productores acepten el reto de innovar aún más y, tal vez, abrazar el cannabis en sí mismo. En de cinco a diez años, la ocasión social y la ocasión de la lubricación social no serán monopolizadas por el alcohol, a no ser que el cannabis y los espirituosos coexistan uno al lado del otro” dice Malandrakis.

En cualquier caso, y visto que hay opiniones para todos los gustos, veremos como afecta este nuevo paradigma. Si se completa su expansión por los Estados Unidos, y la oleada llega a Europa, o los crecientes mercados de Asia y Latinoamérica, la tendencia y el cambio será imparable.

Desde Barman Academy estamos expectantes, quién sabe si, siempre y cuando no presente ningún peligro para la salud, en un futuro no muy lejano, estemos disfrutando de un buen cóctel con licor de cannabis.

Hasta la próxima!

No Comments

Post A Comment