LONG ISLAND ICED TEA: UN CLÁSICO, ¿SIN TÉ?

Hoy te presentamos un cóctel disfrazado, y es que, detrás un apellido que lo describe como té helado, se esconde un trago que con una gran pegada, y una gama de ingredientes potentes y equilibrados. Desde Barman Academy: el Long Island Iced Tea.

Cualquiera que no lo conozca, pensará que este cóctel será básicamente un suave trago de té helado con algún ingrediente de acompañamiento. El que haya caído en este error, se acordará ahora con una sonrisa. El Long Island Iced Tea, no contiene té, ni nada parecido, sino que contiene una de las mezclas más contundentes del panorama coctelero: ron, ginebra, tequila, vodka y triple sec. Casi nada.

Su origen, como suele ocurrir, se basa en teorías, probables pero no totalmente seguras. La historia más conocida es la que cuenta que se creó por primera vez en el barrio Long Island, de Tennessee, en la década de 1920, durante la Ley Seca. Fue creado clandestinamente por un barman conocido como el viejo Bishop. Años más tarde, su hijo, Ransom Bishop, se encargó de perfeccionar la receta.

Como no podía ser de otra manera en Tennessee, la receta tenía como ingrediente principal un elemento que desapareció con el tiempo: el whisky.

Sin embargo, no fue hasta finales de los ’70, cuando el Long Island Iced Tea alcanzó su última versión y su fama definitiva. Robert Buttu, trabajaba en el Oak Beach Inn, de Long Island, Nueva York, cuando versionó este trago, cambiando el whisky por triple sec, con motivo de un concurso de cócteles que tuvo lugar en este club nocturno.

Desde entonces, este cóctel ha ido ganando adeptos, además de aparecer anecdóticamente en series de televisión, como Los Simpsons, en donde Marge se hizo adicta a los Long Island Iced Tea, o Bing Bang Theory, donde Sheldon se bebió varios vasos, pensado que era té.

Al tratarse de un cóctel con tantos ingredientes, se deja mucha libertad para que cada barman pueda dotar de más o menos protagonismo a cada destilado, siempre tratando de alcanzar un equilibrio perfecto.

En cualquier caso, en vista debe tener un color marrón clarito, con transparencia media. En nariz, deben predominar los aromas cítricos, y en boca, debe ser una mezcla fuerte, con un principio dulce y cítrico, y un final corto, donde se aprecien suavemente las notas de los diferentes destilados.

Veamos la receta al completo.

Ingredientes

1,5 cl de ginebra
1,5 cl de ron blanco
1,5 cl de tequila
1,5 cl de vodka
1,5 cl de triple sec
2,5 cl de zumo natural de limón
3 cl de sirope de azúcar
1 Coca-Cola o soda de Cola
1 rodaja de limón
Hielos

Equipamiento

1x Vaso Tom Collins
1x Coctelera
1x Colador/ Strainer
1x Cuchara Imperial
1x Pajita

Cómo hacer

– En coctelera con hielo, echar los cinco licores, no importa el orden, el zumo de limón y el sirope de azúcar, y agitar enérgicamente.
– Colar la mezcla en vaso alto con hielos y rellenar con Coca-Cola o soda de Cola.
– Remover con cuchara imperial para mezclar bien todos los ingredientes.

– Por último, decorar al gusto, con una rodaja de limón, y una pajita, si se desea.

Ahora solo queda disfrutarlo, eso sí, con precaución. Recuerda: no es un té helado.

Hasta la próxima!

No Comments

Post A Comment