RAMOS GIN FIZZ: EQUILIBRIO Y CREMOSIDAD

Hoy, en Barman Academy, te traemos un cóctel cremoso, sabroso y único. Un trago que es un regalo para los sentidos, por su sabor, aroma y vistosidad. Conocemos a fondo el Ramos Gin Fizz.

Es una bebida ideal para combatir una resaca mañanera, para relajarse en una calurosa tarde de verano, o para comenzar una noche distendida. Pensándolo bien, no se nos ocurre momento malo para disfrutar de esta maravilla.

El cóctel original, el Gin Fizz, fue mencionado por primera vez en el “Bartender’s Guide”, de Jerry Thomas, en 1887, donde aparecían seis recetas Fizz, término aplicado a la familia de bebidas cítricas y burbujeantes. Sin embargo, la receta Ramos Gin Fizz, fue inventada un año más tarde: 1888.

Esta nueva y exitosa versión del Gin Fizz, fue inventada por Henry Charles Ramos en la apertura de su bar, el Imperial Cabinet Saloon, de Nueva Orleans. Ramos le añadió nuevos ingredientes a la mezcla, como el huevo, y estableció la norma de agitar durante mucho más tiempo los ingredientes, ¡hasta 12 minutos!

De hecho, durante la época dorada de los cócteles, entre 1900 y 1940, este cóctel se convirtió en uno de los favoritos en todo el mundo, pero sobre todo en el bar que le vio nacer. Antes de La Prohibición, este bar contaba con más de 20 bartenders trabajando en cada turno, preparando Ramos Gin Fizz. Dado el tiempo de agitación y los efectos del cansancio, había que irse pasando la coctelera, la cual se volvía tan fría que había que envolverla en tela para poder manipularla.

El Ramos Gin Fizz, también era conocido como New Orleans Fizz o “The one and only one”, y es uno de esos cócteles, que cuando está bien preparado, resulta imposible rechazar.

La receta original cuenta con muchos ingredientes, todos muy importantes debido al rol que le aporta cada uno. La clara de huevo le otorga cuerpo, la nata suavidad, y los cítricos frescura. El azúcar equilibra la acidez de los cítricos y el gin le aporta personalidad. La soda consigue sacar el mayor partido a todos los ingredientes y el agua de azahar un toque mágico.

El resultado debe ser una mezcla blanca tirando a amarillo, con un cuerpo consistente y una cabeza de espuma. En nariz, aromas cítricos y notas florales. Por su parte, en boca, una entrada suave, con las notas alcohólicas justas del gin, un abanico de sabores agradables y refrescantes, y un final corto y sedoso.

Veamos su receta.

Ingredientes

6 cl. de Ginebra
3 cl. de sirope de Azúcar
3 cl. de Nata líquida (Entera)
3 cl. de clara de Huevo (Pasteurizada)
1,5 cl. de zumo de Lima
1,5 cl. de zumo de Limón
1 cucharada de Agua de Azahar
2 gotas de extracto de Vainilla
Soda
Hielos

Equipamiento

1x Coctelera
1x Colador/ Strainer
1x Vaso Collins/ Highball
1x Pajita

Cómo hacer

– Combinar todos los ingredientes, excepto la soda, en la coctelera y agitar vigorosamente sin hielo (DRY SHAKE), por lo menos un minuto. A mitad del proceso se puede abrir con cuidado el envase para dejar escapar la presión interna y así evitar que se abra accidentalmente.
– Añadir hielo, cerrar nuevamente la coctelera y volver a batir durante 2 minutos.
– Mediante strainer, colar la mezcla en un vaso Collins o Longdrink, sin hielo y previamente enfriado.
– Una vez asentado la mezcla en el vaso, completar con soda.

* Este coctel no necesita decoración, pero si se desea, se puede colocar una rodaja de limón o piel de naranja en el borde del vaso, y una pajita.

El Ramos Gin Fizz es una receta compleja, pero sin ninguna duda, es un cóctel que merece la pena.

Hasta la próxima!

No Comments

Post A Comment