SIDECAR: UN GRAN COMPAÑERO DE AVENTURAS

Hoy en Barman Academy hablamos de uno de los cócteles más famosos del mundo. Con un punto elegante, un toque dulce y un aire fresco, con vosotros, el Sidecar.

Este cóctel está compuesto por coñaczumo de limón natural y Cointreau (licor de naranja). Es perfecto como aperitivo antes de las comidas, como bebida para fiestas, ya para las tardes-noches veraniegas.

El Sidecar es un compañero de sobremesa muy agradable y también es ideal para los atardeceres de verano. De color dorado, muy luminoso, una dulzura perfectamente controlada, y acabado con una corteza de limón, esencial para aportar aromas en nariz.

Se acabó el verano, los excesos y el todo vale porque estamos de vacaciones. Toca mentalizarse de que hay que cuidarse un poco más y cambiar algunos pequeños hábitos para tener una vida más saludable. Y como no queremos prescindir de nuestra afición coctelera, hemos pensado en unas propuestas alternativas a tener en cuenta.

Un trago con historia

En cuanto a su historia, y como todo clásico que se precie, el Sidecar cuenta con diferentes historias sobre el origen de su creación. En cualquier caso, en lo que se está de acuerdo es que sus orígenes están o en Londres o en París, y a finales de la Primera Guerra Mundial.

Su origen se discute principalmente entre el Hotel Ritz de París, quien se auto atribuye su creación,; el Harrys’s New York Bar, también en París, donde hubiese sido inventado el mítico Harry MacElhone, creador de otros tragos como el White Lady o el Bloody Mary; o el Buck’s Club londinense, a manos del bartender Pat MacGarry.

Aunque cada uno de ellos aporta datos para defender su versión, creemos que fue MacGarry, en el Buck’s Club de Londres, quien inventó este cóctel. Confiamos más en esta versión porque incluso Harry MacElhone, otro de los posibles creadores, afirmó, previamente a atribuírselo a sí mismo, que quien lo inventó fue MacGarry.

En cualquier caso, quien lo terminó de popularizar y bautizar sí fue Harry MacElhone. Cuenta la historia, que su nombre se debe a un capitán americano, que en tiempos del final de la Primera Guerra Mundial, que visitaba a diario este famoso bar de París para tomar este trago. Él siempre iba en una moto con sidecar, de ahi su denominación. Además, cuentan las malas lenguas, que al capitán, quien reconocía consumirlo para entrar en calor, puesto que venía en moto y el frío apretaba, en muchas ocasiones se calentó tanto que le tuvieron que llevar a casa en su propio sidecar.

El Sidecar tiene dos vertientes, la de la escuela francesa, con tres partes iguales (1:1:1), y la de la escuela inglesa, con una parte doble de brandy (2:1:1).

– BA

Sea como sea, con el tiempo este cóctel se popularizó, hasta el punto de convertirse en uno de los cócteles más consumidos en todo el mundo.

En el Sidecar, es tan discutido su origen como las proporciones para su preparación. Básicamente hay dos vertientes, la de la escuela francesa, con tres partes iguales (1:1:1), y la de la escuela inglesa, con una parte doble de brandy (2:1:1).

Aunque solamente se trata de jugar con las medidas en función de los gustos, nosotros en Barman Academy preferimos el Sidecar de la escuela inglesa. Veamos como prepararlo:

Ingredientes

5 cl. de Brandy
2,5 cl. de Cointreau
2,5 cl. de Zumo de limón natural
Corteza de limón
Hielo

Equipamiento

1x Coctelera
1x Strainer
1x Copa Cocktail / Coupette

Cómo hacer

 En coctelera, añadir hielos y los 3 ingredientes, y agitar enérgicamente durante 10-15 segundos.
 Colar, mediante strainer, en copa Cocktail o Coupette, bien fría.
 Por último, adornamos con una corteza de limón, en forma de twist o al gusto, en el borde de la copa.

* Opcionalmente, se puede escarchar o ribetear con azúcar el borde de la copa. Para ello, humedecer el borde antes de colar la mezcla, ya sea con agua o limón, y con la copa hacia abajo impregnarla ligeramente sobre un platito con azúcar. Hacedlo unos minutos antes de servirlo, para dejar que el azúcar se fije bien.

Bien, pues ahora que ya sabéis como preparar este clásico de la coctelería, no esperéis ni un segundo más y probadlo.

Hasta la próxima!

No Comments

Post A Comment